Dietas Terapéuticas

Las dietas terapéuticas son aquellas en las que la alimentación actúa de manera preventiva, coadyuvante o como tratamiento en algunas enfermedades, pudiendo tener carácter temporal o permanente.

Dietas curativas

Dietas esenciales o curativas. Es el único tratamiento posible, se restringen alimentos o se redistribuyen los nutrientes. El origen del problema puede deberse a una alteración en la eliminación de alguno de los componentes habituales en la alimentación por su interconexión con el proceso patológico. Ej.: la dieta para la enfermedad celíaca, en la gota; intolerancia a la lactosa y otros disacáridos, la diabetes mellitus tipo II.

Dietas paliativas

La dieta forma parte del tratamiento, contribuye, junto con otros medios, a la mejoría de la enfermedad. Así, en la diabetes mellitus tipo I, en la úlcera péptica, hipertensión….

Dietas preventivas

Dietas profilácticas o preventivas. Se encargan de reducir las posibilidades de manifestación de una enfermedad. Es el caso de las dietas bajas en colesterol para prevenir el depósito de grasa en las arterias denominado arteriosclerosis.

"Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento" - Hipócrates
Programar Cita

Dietoterapia

Los objetivos principales de la dietoterapia son, mejorar el curso de una patología o curarla, proveer los nutrientes requeridos por la situación o remontar estados nutricionales deficitarios, favorecer la tolerancia a otros tratamientos o aliviar los síntomas.

Prevención y tratamiento

Las dietas para personas enfermas están indicadas a pacientes ya diagnosticados, estables y en tratamiento.

Si tiene algún valor analítico alterado, debe disponer de una analítica reciente, aunque en caso contrario también es recomendable.

Aparato genital

Candidiasis

Infertilidad

Infección urinaria

Sistema nervioso

Cefálea y migraña

Demencia y alzheimer

Estado de ánimo

Parkinson

Esclerosis múltiple

Epilepsia

Insomnio

Anemia

Anemia por deficiencia de B12

Anemia por deficiencia de ácido fólico

Anemia ferropénica

Anemia perniciosa

Enfermedades reumáticas

Artrosis

Artritis

Síndrome de Fatiga Crónica

Fibromialgia

Gota

Cáncer

Prevención, tratamiento y recuperación.

Salud ósea

Osteoporosis

Enfermedades auto inmunes

Diabetes mellitus tipo I

Sensibilidad Química Múltiple

VIH-sida

Enfermedades hepáticas

Hepatitis

Cirrosis

Litiasis biliar

Enfermedades renales

Insuficiencia renal crónica

Diálisis

Post-trasplante de riñon

Litiasis renal (cálculos o piedras)

Retención de líquidos

Prostatitis

Cistitis

Patologías y problemas digestivos

Estreñimiento

Gastritis

Colon irritable

Úlceras

Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Enfermedad de Chron

Dispepsias

Hernia de hiato

Reflujo  y acidez

Problemas de masticación

Disfagia

Inapetencia (falta de apetito)

Enfermedades respiratorias

Asma

EPOC

Fibrosis quística

Enfermedades cardiovasculares

Dislipemias

Hipertensión arterial

Aterosclerosis

Insuficiencia Cardíaca

Alergias e intolerancias alimentarias

Celiaquía o intelorancia al glúten

Intolerancia a la lactosa

Intolerancia a la fructosa

Alergia a los frutos secos, marisco, huevos, proteína de leche de vaca, soja, proteína del trigo, frutas, etc…

Trastornos metabólicos

Diabetes Mellitus tipo II

Hipotiroidismo

Síndrome Metabólico

Obesidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies